miércoles, 26 de noviembre de 2008

Hayao Miyazaki.


"No ha acabado nada. Seguimos vivos. Y tú vas a ayudarme." Ashitaka le dice estas palabras a San, la reina de los lobos. San es La princesa Mononoke, uno de los personajes de esta película de animación japonesa del año 1997. Ya, imagino que estas cosas son distintas en Japón, que los tiempos, los ritmos y todo lo demás quizás no tengan nada que ver con los nuestros. Ahora bien, en la película de Hayao Miyazaki, director también de El viaje de Chihiro (2001), se constata algo que, no por evidente, resulta superfluo: hay elementos comunes a cualquier cultura, básicamente porque todas las culturas están formadas por personas.

Tanto La princesa Mononoke como El viaje de Chihiro muestran mundos, paisajes, texturas, formas de narrar... a las que no estamos acostumbrados. Su atmósfera es parecida a la de un sueño muy estilizado en el que no faltan momentos de tensión, desgarro e ilusión. Sí, ya sé que nada está quedando muy claro. Quizás sea mejor que me calle y tiremos de youtube para ver las dos pelis. Afortunadamente, están enteras.

La princesa mononoke.



El viaje de Chihiro.

4 comentarios:

May dijo...

voy a parecer tonta porque llevo sin hablar contigo mucho tiempo pablo, soy María Pozo, del IES Albero del año pasado... xD

yo si se quien es!!! como no voy a saber quien es mi dibujante favorito!!??!!
lo que pasa es que se escribe Miyazaki y no mayazaki pero bueno no importa, fallos menores los tiene cualquiera.
Me encanta que hayas descubierto el castillo ambulante, es una pelicula maravillosa y yo la vi cuatro veces seguidas ^^,

May dijo...

perdon, quise decir el autor del castillo ambulante.
Por cierto si te gusta el dibujante tienes que verla pero ya!!

Pablo dijo...

Es verdad, María. Tomo nota y lo cambio. ¡Dónde tendré la cabeza! Un beso y muchas gracias.

PD: No sé por qué, pero mientras estaba escribiendo el post, sabía que tú ibas a saber quién era este tío...

Iesus dijo...

Señores, no se olviden de "Porco Rosso", gran criatura del señor Miyazaki